Rosa Zaragoza


La voz del corazón, la piel y el alma (taller para hombres y mujeres)

Creo que cantar puede servir para quitarle seriedad a la vida y devolverle la inocencia: cuando cantas con el corazón, sintiendo el placer de cantar con todo tu cuerpo se crea una liberación emocional que transforma el alma de quien canta y de quien escucha y que hace que nos sintamos más cerca de la esencia íntima de las cosas. Cuando canto quiero conectar con quien escucha y precisamente por eso antes he de estar conectada conmigo misma.

Bailar, cantar, nos permite fácilmente perder la noción del tiempo. Producimos endorfinas, entramos en un estado de placer y felicidad. En este taller trabajaremos usando el canto y la danza para ponernos en contacto con nuestra esencia. Es un aprendizaje para cantar desde nuestro amor. Creo que hay una manera natural de cantar que nos despierta y nos conforta.

No se trata de saber cantar o bailar bien – en el hemisferio derecho no hay juicios, se valora lo espontáneo – sino de cultivar tu aceptación y la confianza en tu propia intuición, queriéndote tal y como eres. Más que concentrarnos en el resultado, ponemos la atención en cada momento del proceso, teniendo en cuenta los sentimientos que surgen y observándolos.

Además de vivir un encuentro lúdico, se trata de desarrollar el despertar pleno de todas nuestras potencialidades con la activación del centro energético laríngeo, ya que no solamente nos manifestamos a través de nuestros actos, también nos revelamos a los otros a través de nuestras palabras y silencios.

El taller está abierto a todo el mundo y recomendado especialmente a la gente que quiera trabajar su voz natural.

Durante el curso practicaremos cantando desde el corazón, la piel y el alma.