Rosa Zaragoza


Mi propia voz (taller saludable para mujeres)

Bailar para sentir que la libertad nace de nuestro cuerpo. Crear polifonías para sentir la armonía. Cantar con amor desde el alma y la piel de la mujer que soy, celebrando la alegría de cada momento, disfrutando la  vida.

En este taller se crea un espacio íntimo y seguro para la expresión de la creatividad femenina, nos abrimos  al placer de usar nuestra voz, nuestro cuerpo y disfrutarlos.

El taller está creado para que profundicemos en nuestra  propia  voz natural, desde el gozo de sentirnos completas y salvajes.
Cantar y bailar sirven para quitarle seriedad a la vida y devolverle la inocencia, la espontaneidad que al crecer perdemos.  Cuando cantas o bailas  desde el corazón con el único deseo de cantar, o moverte al ritmo de la música, te sientes cercana a la esencia íntima de las cosas y a la tuya propia.  Se crea una liberación emocional que transforma el alma de quien canta y quien escucha y que hace que nos sintamos optimistas y positivos. Nos ayuda a liberarnos y desbloquearnos.
No “hay que” tener una buena voz -en el hemisferio derecho no hay juicios, se valora lo espontáneo-  sino cultivar tu aceptación y la confianza en tu propia intuición, queriéndote tal como eres. Más que concentrarnos en el resultado, ponemos la atención en cada momento del proceso, teniendo en cuenta los sentimientos que surgen y simplemente observándolos.
Con nuestra voz queremos conectar con quien nos escucha y para eso hay que estar conectadas con nosotras mismas.
Además de vivir un encuentro lúdico, se trata de desarrollar el despertar pleno de todas nuestras potencialidades en la voz ya que no solo nos manifestamos  a través de nuestros actos, también nos revelamos a los demás a través de nuestras palabras y silencios.